¿Por qué usar zapatos de suela blanda?
Los zapatos de suela blanda están recomendados por pediatras, fisioterapeutas, podólogos y quiroprácticos, para un gateo activo sano y protegido, los primeros pasos y la consolidación de la marcha autónoma en situaciones en las que no es posible que lo hagan descalzos.
Pero no son sólo para los bebés y sus primeros pasos, sino también para la primera infancia en la que nuestr@s peques crecen y evolucionan tanto y tan rápido.
Por su flexibilidad, ligereza y comodidad los zapatos de suela blanda permiten que los pies estén en su postura natural, con todos los dedos bien estirados, apoyando y notando el contacto con el suelo, manteniendo la espalda recta y sin ataduras ni restricciones.

Cuidemos de su salud, presente y futura... ¡ Dándo libertad a los pies de los más pequeños !